Con mayúsculas SUPER BOWL XLII

La jugada milagrosa entre Eli Manning y David Tyree, que a la postre abriría el camino para el touch down de la victoria de los Gigantes de NY sobre los Patriotas de NE en el Super Tazón XLII, pasará a la historia como una de las mejores jugadas de la historia de este deporte. Cuando todo parecía perdido en el último cuarto, Eli Manning pràcticamente acorralado, logra quitarse a la defensiva de Patriotas para enviar un pase largo donde de manera poco ortodoxa David Tyree realiza una atrapada increíble, apoyándo el balón sobre el casco, con la presión de un jugador a sus espaldas y cayendo hacia atrás sin soltar el ovoide. Indescriptible un gran momento construido por dos héroes, al final una jugada representó el coraje de aferrarse a la gloria cuando esta es el único camino hacia la inmortalidad.

No te puedes perder...

Twitter It!