Entre puercos te veas… Granjas Carrol

Puercos

Puercos

México es uno de los países que se caracteriza por dar cobijo a empresas extranjeras que se pasan por el arco del triunfo cualquier tipo de regulación o normatividad básica para poder operar. Con el pretexto de atraer la inversión a este país se otorgan facilidades y se hacen excepciones incluso a costa del bienestar de los mexicanos. ¡Claro que aquí lo importante es generar fuentes de trabajo a costa de lo que sea! No importa si son dos o tres empleos, mucho menos si se trata de trabajar en una empresa que ha sido multada y echada de EU por no cumplir con las exigencias sanitarias mínimas. La empresa que viene a relucir en este caso es la de Granjas Carrol que se instaló hace ya 15 años en los límites de los estados de Puebla y Veracruz cobijados por los gobiernos estatales de ambas entidades. ¿A qué se dedican? A producir carne de puerco, evitaré referirme a esta actividad como “crianza de puercos” debido a que no puede definirse de esa manera, sería mentarle la madre a los puercos que se crían en un corral. Las cartas de presentación de esta empresa no son tan buenas si tomamos en cuenta el antecedente que tiene en EU su principal accionista, Smithfield, que fue multada por contaminar con sus desechos violando 22 mil normas básicas de cuidado ambiental. De cualquier modo el caso específico que me anima a escribir este post es referente a las protestas que han realizado representantes de diversas comunidades de ambos estados para pedir el retiro de esta empresa dado el peligro que representa para los recursos naturales de esa zona y la respuesta que han encontrado por parte de las autoridades. Esta situación no nos debe sorprender dado que se repite en este y muchos otros casos más, sin embargo lo importante es no quitar el dedo del renglón para señalar que está bien visto para quienes trabajan las autoridades en este país. La eterna historia de David contra Goliat pero con este último armado hasta con la honda del primero. ¿Qué tiene que ocurrir para que las autoridades hagan caso de estas protestas si ante la posibilidad de una epidemia su única preocupación es atacar a los que se preocupan por cuidar los recursos naturales que nos quedan ante la voraz explotación de las trasnacionales? ¿Quién gobierna a quién? Habrá que preguntárselo a Fidel Herrera y a Mario Marín para que nos expliquen cómo llegaron a la conclusión de anteponer los intereses de una empresa de este tipo a la salud y bienestar de los mexicanos, puede que nos convenzan de que ese cochinero pestilente, nauseabundo, mosqueado y contaminado sea en el fondo el que nos sostiene como país, un país donde los puercos mandan.

Para más información descárgate estos archivos: PROCESO y PRESENTACIÓN GRANJAS CARROL

Twitter It!