Redondeo… o tela de Joir

Centavos

Hay dos preguntas que se están convirtiendo en un dolor de gumaros en ciertos establecimientos comerciales: ¿Gusta donar sus centavos? ó ¿Quiere participar en la campaña de redondeo? Puts… normalmente y por no saber decir ¡no ni madres! accedes, obviamente antes haces un rápido cálculo matemático en milésimas de segundo (err… mmm… cero y van dos… menos 3… a huevo son como 20 centavos). Esto se repite posiblemente cientos de veces a diario sin que nadie se inmute y hasta por querer quedar bien con la nena en turno habrá quien hasta haya donado más varo, -¿Como que 20 centavos? ¡Súbale 10 más chingao! Este tipo de estrategias no tendrían menor problema con excepción de los siempre aguafiestas informados. ¿Acaso existe alguna ley de transparencia que obligue a las empresas que recurren a estas prácticas a publicar las cantidades reales que obtienen de estos redondeos y donaciones? ¿Verdaderamente están donando el 100% de lo que recaudan? ¿Porque no expiden recibos de donativos para que uno posteriormente pueda deducir estos en su declaración fiscal? Seguramente dirán ¡uy este jodido que no quiere donar sus centavos a la orden de los huérfanos chimuelos de los carmelitas descalzos! Pues con todo y eso decidií empezar a negarme, hubo ocasiones en que de una cuenta de 289 pesos me propusieron redondear a 300 pesos, ¿de parte de quién? Pues aún así y negándome me han llgeado a decir cínicamente que no tienen cambio, ja ja ja, ¿entonces pa que chingao preguntan? Y ya lo peor es cuando ni cambio te dan, en una farmacia de plano ni me preguntaron me dieron mi cambio menos algo así como 30 centavos, y bueno no son los 30 centavos, es la actitud, ya les vale sombrilla. ¿Somos concientes de este robo hormiga perpetrado por estos establecimientos? Es que es eso, un robo, la diferencia es que en vez de pedirte la cartera te piden tus centavos, y a saber no tengo idea de qué hacen con ese dinero, pero eso sí, debemos estar seguros de que al final del ejercicio fiscal logran deducir miles de pesos con recursos que ni siquiera ellos aportan, que nosotros aportamos, es decir por nuestro dinero ellos dejan de pagar impuestos, a que rechulo es esto, y eso que el Teletón lo dejamos para otra ocasión.

Les recomiendo este enlace de Checoblog donde aborda el tema desde su particular punto de vista.

No te puedes perder...

Twitter It!