Dinero… ¡multiplicaos!

invergroup-erik-guerrero-fr

Y para lograr esto que mejor que acudir a una sociedad de inversión. La fórmula es muy fácil, tu aportas una lana, por poner un ejemplo, con esa lana estas sociedades hacen inversiones en el mercado inmobiliario, construyen dos tres fraccionamientos o casas de interés a costos muy bajos, venden caro para obtener una utilidad bastante jugosa, con eso te dan un buen porcentaje de rendimiento sobre tu inversión inicial y ya está, ellos ganan, tu ganas, todos ganan y va de nuez. Nadie podría negar que esta manera de hacer crecer tu dinero es una maravilla, bastante lógico, bastante atractivo. Bueno, al menos nadie podría negarlo hasta hace algunos meses, habrá que pedirles una opinión a los miles de defraudados por Invergroup, SITMA y Coofia. Ahora muchos se preguntan ¿y el dinero apá? Más allá de que ahora hasta los creadores de estas sociedades andan desaparecidos, más allá de que expertos ilustres analistas económicos y financieros se hayan dado una quemadota al prestar su imagen para representar a estas sociedades, más allá de que la crisis financiera-económica mundial juegue un papel importante en esta fuga de ratas, mucho más allá de los “alláses”,  la pregunta deriva en saber qué organismos son los responsables de regular el funcionamiento de estas entidades, qué dependencia gubernamental es la encargada de permitir la operación de estás sociedades, como diría Marc Anthony ¿ahora quién? Pos fíjese usted que nadie, es más, así lo declaran abiertamente, y (como diría el retrógada de cierto y extinto programa musical dominical) aún hay más, se dan el lujo de rechazar investigaciones ni más ni menos que de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Pues si estos compas no pudieron imagínense. En concreto, pa no aburrirlos con más cuestionamientos y pa no variarle a la línea editorial  de este humilde blog, en México es posible operar con entidades no reguladas, sin autorización para captar recursos del respetable y además con tasas no reguladas para el correspondiente pago de impuestos. ¿Y las autoridades? ¡Pues si las autoridades son ellos! Se me olvidó otra vez.

Imagen tomada de aquí para posteriormente ser fotochopiada.

Twitter It!