Presunto… presunto #presuntoculpable

 

Presunto Culpable

Presunto Culpable

La primera vez que vi el tráiler de este documental además del tema, me llamó la atención ver comentarios de Diego Luna, Alejandro Martí, Carlos Loret de Mola y Alejandro González Iñarritu como parte de la estrategia de promoción para un audiovisual con la intención de evidenciar y denunciar el sistema de impartición de justicia en México. Sin ser un asiduo visitante de las salas cinematográficas confieso haber visto el tráiler un par de veces más, sin embargo a pesar de recordarme su existencia tampoco entró en mi lista de prioridades cinematográficas. A decir verdad desde la primera vez tuve ciertas dudas.

Lo que detonó y despertó finalmente mi interés fue enterarme a través de los ”trending topics” de México en Twitter de que la juez XII Blanca Lobo ordenó la suspensión provisional de la exhibición del documental. Lo primero que vino a mi mente fue una evidente intención de censura, e incluso me hizo pensar que lo que este filme estaba denunciando había empezado a incomodar a las altas esferas del sistema judicial mexicano. Como estrategia de mercadotecnia viral esto vino como anillo al dedo. Me vi pues, en la necesidad de verlo.

Resulta curioso como la ola de señalamientos a través de las redes sociales respecto a  la orden para suspender la exhibición de “Presunto Culpable” derivó en la aparición del documental completo en sitios como You Tube y Megaupload para verla e incluso descargarla. Vía Pateando Piedras, me entero que el director del documental Roberto Hernández se ha pronunciado respecto a este hecho, su postura resulta algo contradictoria, juzguen ustedes amables lectores.

Finalmente vi el documental en You Tube, aclarando que fui testigo de cómo las localidades para ver el filme se agotaban en las salas de Cinépolis, lo digo para hacer hincapié en el efecto que tuvo la atención de los medios sobre la orden de la juez Lobo para llevar espectadores a las salas de cine.

No quiero hacer un análisis a fondo respecto al documental, simplemente diré que no llenó mis expectativas. Es necesario comentar que el trabajo de seguimiento del caso que los desarrolladores hicieron es notable, sin embargo la denuncia del caso termina en una especie de anécdota “sentimentaloide” y porcentajes estadísticos que no terminan de exponer con claridad y de manera concreta los hechos, por momentos parece centrarse más en actitudes personales que en la denuncia. Lo positivo es quizás la cantidad de preguntas que derivan de los cabos sueltos que inevitablemente hacen su aparición en el razonamiento del caso. Recomiendo dar una vuelta a esta recopilación de observaciones que hace el abogado Gabriel Regino sobre “Presunto Culpable”.

Sin duda la situación que este documental presenta, preocupa, la posibilidad de ser declarado culpable sin elementos consistentes y sin la posibilidad de un juicio oral que permita contrastar evidencias y atestiguaciones. La idea de ser culpable hasta demostrar tu inocencia en lugar de ser inocente hasta demostrar tu culpabilidad va incluso en contra de la lógica de la impartición de justicia, un riesgo latente para la libertad de cualquier persona.

A título personal me llama la atención la facilidad con la que una persona puede convertirse de la noche a la mañana en un chivo expiatorio para cubrir actividades delictivas solapadas por las mismas autoridades. Comparto algunas de las observaciones de Gabriel Regino a las que agrego algunas más. El filme, centrándose en la necesidad del principio de presunción de inocencia como garantía procesal, haciendo referencia a la cantidad de presos inocentes en las cárceles, deja de lado el también preocupante tema de las liberaciones de delincuentes muchas veces confesos y con elementos suficientes para ser procesados por parte de las autoridades. Expone el caso de un Toño y su posterior liberación pero olvida que la presunta víctima del protagonista también tiene una familia que busca justicia. ¿Es realmente la presunción de inocencia lo qué resolverá la situación que estamos viviendo en el tema de justicia en este país? ¿Qué más hay detrás de esto?

Es necesario ver este documental, si bien el retrato del caso es hasta cierto punto sesgado, las preguntas que surgen son el mejor ejercicio para la búsqueda de más respuestas. Como nota, al final el filme invita a visitar www.presuntoculpable.org para unirse a la causa, entré al sitio y aún sigo sin entender de qué manera hacerlo.

ACTUALIZACIÓN 07/03/11: Más opiniones que vale la pena conocer, Manuel de Santiago Freda, dontriana, Julio Hernández.

No te puedes perder...

Twitter It!